Anillo de compromiso, 13 cosas que no sabias.

Joyería Real de XIV

Todas hemos soñado con encontrar al hombre perfecto y caminar hacia el altar de su mano, ¿no? Tener una boda como en los cuentos de hadas y vivir felices para siempre. Pero para tener ese final feliz primero es necesario el compromiso y ahí es donde aparece otra cosa con la que las mujeres soñamos toda la vida: ¡el anillo!

Misterio y amor es lo que envuelve al anillo de compromiso. Conocerlo más a fondo te hará amarlo aún más. Y estoy segura que no tenías idea de estos 13 datos curiosos.

1. Inicio de la tradición

Hoy en día parece absolutamente normal y casi obligatorio recibir un anillo de compromiso (de diamantes) a la hora de casarse, pero hemos de saber que no siempre fue así. De hecho, se trata de una costumbre bastante reciente si tenemos en cuenta toda la historia del ser humano e incluso si sólo nos atenemos a la historia de las relaciones de pareja.

A lo largo de la historia podemos comprobar cómo siempre existió algún objeto (diferente según qué civilización) que significaba compromiso para quien lo llevara. Así pues vemos que fueron los antiguos egipcios los primeros que comenzaron esta costumbre. Eran los hombres quienes entregaban dichos anillos a sus mujeres como señal de confianza; de esta manera confiaban en que serían buenas esposas y amas de casa.

Años más tarde, esta costumbre pasó a usarse también en Roma, dónde ahora eran los padres de las novias quienes recibían los anillos de compromiso por parte del novio.

Ya en el siglo II a.C, los romanos empezaron a utilizar anillos de oro, pero éstos seguían entregándose al padre de la novia.

Siglos más tarde, los judíos del siglo VIII d.C empezaron a utilizar dichos anillos de compromiso como parte fundamental de sus ceremonias nupciales. Sin embargo, estos anillos eran demasiado grandes como para llevarlos en un dedo.

Los cristianos por su lado, empezaron a utilizar anillos de compromiso desde el siglo III, pero el clero no veía con buenos ojos estos objetos durante la ceremonia al tratarse de algo materialista. Tuvieron que esperar hasta el siglo XIII para que los anillos de matrimonio fueran aceptados por el clero cristiano, adquiriendo también un significado de compromiso y amor entre novios.

2. Vena amoris

El ‘Vena Amoris’ es el nombre latín para el llamado ‘vena del amor “. El origen de la frase “Vena Amoris’ no es claro, pero de acuerdo a las creencias tradicionales esta vena se extendería desde el cuarto dedo de la mano izquierda (dedo anular) directamente al corazón. Esta conexión con el corazón sería entonces la razón por la que los anillos de compromiso y/o de la boda ahora son usados en este dedo. Este uso de un anillo como símbolo de un vínculo se remonta a la cultura egipcia antigua. Los orígenes exactos de llevar un anillo en el dedo anular sin embargo, son muy difíciles de verificar.

Éste hecho nunca se desmintió científicamente, pero es bastante romántico pensar que es cierto.

3. Forma

Aunque ahora existen muchas formas de anillos, el de compromiso siempre será redondo, debido a lo que significa: “no tiene principio ni fin”, como se espera que sea el amor.

5. Material

Los anillos comenzaron con los romanos y los materiales variaban entre el marfil, metales y roca. Pero no eran duraderos, así que se optó por el oro debido a su resistencia y valor.

El metal más popular para hacer una argolla era el oro amarillo o el oro blanco. Más recientemente el platino, pero debido a su elevado precio, el paladio es la nueva opción. Éste también es considerado como un metal precioso, sólo que mucho más barato.

4. La piedra

La piedra preciosa más común en una alianza de compromiso es el diamante, que representa la perfección, la voluntad de triunfo, la firmeza y la rectitud.

El zafiro es considerado la piedra del éxito, la verdad y la sabiduría. El rubí simboliza la confianza y la inteligencia. La esmeralda simboliza la abundancia, proporciona equilibrio y aleja las fuerzas negativas.

La tradición de entregar un anillo de diamantes comenzó en 1477, cuando el archiduque Maximiliano de Habsburgo dio un anillo de diamantes a su futura esposa, María de Borgoña.

Maximiliano de Austria y Maria de Borgoña

El uso de diamantes se popularizo en 1947, cuando France Gerety, un copywriter de la agencia de publicidad N.W. Ayer & Son publicó uno de los slogans más famosos de la época y que tanto ayudó a la venta de los diamantes al decir: “A diamond is forever” (Un diamante es para siempre o eterno).

La frase fue nombrada como mejor slogan del siglo XX. Este slogan beneficio al gran monopolio de los diamantes, el grupo De Beers, una compañía comercial con sede en Johannesburgo que se fundó en 1888 por Cecil Rhodes.

Así pues, fueron los De Beers los que consiguieron que a día de hoy el 78% de los anillos de compromiso sean de diamantes

5. Cortes

Existen diferentes cortes de diamantes, el corte redondo es la forma de diamante más popular, lo que representa aproximadamente el 75% de todos los diamantes vendidos.

6. Colocación

La mano en la que se usa el anillo depende de cada país. En países como Inglaterra, Estados Unidos, Francia, México y Canadá el anillo se coloca en la mano izquierda, mientras que en Alemania, Rusia e India es en la mano derecha.

7. El anillo más caro

El anillo mas caro del mundo se trata de un diamante azul de una rareza excepcional, que fue vendido en Ginebra (Suiza)  por 57 millones de dólares en una subasta realizada por la casa de subastas Christies.

Conocido como El Oppenheimer, cuenta con 14.62 quilates y una pureza impresionante.

Según cuenta la historia, perteneció a Sir Phillip Oppenheimer, dueño del Diamond Syndicate en Londres. A pesar de tener a su disposición todo tipo de piedras, Sir Oppenheimer escogió este diamante azul para confeccionar un anillo, lo que hizo que la joya fuera bautizada con su nombre.

El Oppenheimer

Además de eso, la gema está clasificada en la categoría Fancy Vivid Blue, el color más raro para los diamantes azules. Dicha categoría se la ha otorgado el Instituto Gemológico de América a menos de un 1% de los diamantes azules que han sido estudiados por esta institución, dedicada a la investigación en el campo de la gemología y joyería.

La confección de la alianza la realizó la joyería Cartier. El anillo se fundió en oro blanco de 18 quilates, acompañado de 2 diamantes blancos tallados en triangular a ambos lados y rodeado de más diamantes. Finalmente, el ‘Oppenheimer’ con un peso de 14,62 quilates  y presentado en un corte de la esmeralda cuadrada fue adquirido por un comprador del que no se conoce su identidad.

8. Peso

El diamante de un anillo promedio pesa aproximadamente 0.37 quilates.

9. Antigüedad de los diamantes

Los diamantes naturales más recientes tienen al menos 900 millones de años, aunque algunos científicos afirman que pueden crear diamantes sintéticos de 2.5 quilates en tan sólo 4 días.

10. El anillo y el novio

Un novio promedio pasa cerca de 3 meses buscando el anillo perfecto. Visita aproximadamente 4 tiendas diferentes y ve alrededor de 27 anillos.

11. Precio

El protocolo establecido que un anillo de compromiso debe costar por lo menos tres meses de sueldo del hombre, sin embargo, lo más importante es la promesa de amor.

12. Propuesta

El 43% de los novios planea detalladamente el momento. Un 46% apenas tenían una idea de cómo lo harían, y el 10% dejaron que el momento simplemente llegara, así, sin ningún plan.

13. Normas

No estás obligada a usarlo todo el día todos los días. La etiqueta dicta que lo común es que lo utilices siempre que vayas a un evento social.

La familia no necesariamente debe estar presente cuando ella reciba el anillo de compromiso, pero debe hacerse una reunión formal antes o después para comunicar la intención de boda.

Si recibes un anillo que es herencia de la familia, es apropiado que éste sea modificado a tu gusto, siempre y cuando el novio esté de acuerdo en dichas modificaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *