Candados del amor, origen de una tradición.

Todas hemos visto/escuchado la moda de anclar candados em puentes y otras estructuras del mundo, siendo el mas famoso el Pont des Arts en Paris, como símbolo de amor eterno, y algunas han tenido la suerte de dejar el suyo en algún lugar. Pero ¿sabes de dónde nace esta tradición?

Existen leyendas que dicen que la moda empezó en Roma gracias a unos enamorados, otros que fue un cerrajero en Florencia, alguno que un melancólico cuento serbio de la Primera Guerra Mundial y por último que se basa en un libro de Federico Mocchia. Ya cada quien decidirá cual creer.

En primer lugar se encuentra la leyenda de Roma. Se dice que todo inició en este siglo exactamente en el Puente Milvio. Los enamorados empezaron a colocar los candados en el farol del puente con sus nombres o alguna frase especial que los identificara. Después de eso, la fiebre llegó a París, específicamente al Puente de las Artes y luego se propagó en todos los demás puentes en los cuales las parejas evidenciaban el amor que se tenían.

Por otro lado, existe otra historia que tal vez muchos enamorados desearán no creer. Ésta se originó en Florencia (Italia), específicamente en el Ponte Vecchio. El protagonista fue un cerrajero, quien en una fecha no muy clara hasta ahora, quiso hacerle publicidad a su cerrajería ubicada a los pies del puente, enganchando en la baranda uno de los candados que vendía. El resultado fue “negocio redondo”, ya que enseguida las parejitas que por allí pululaban comenzaron a imitar su acción, asignándole un significado profundo y romántico. Quizá esta es la historia mas antigua.

Otra de las creencias dice que se remonta a un melancólico cuento serbio de la Primera Guerra Mundial, con una mención al puente Ljubavi (lit. “El Puente del Amor”) en el pueblo balneario de Vrnjačka Banja.1 Una maestra de escuela llamada Nada, que era de Vrnjačka Banja, se enamoró de un oficial serbio llamado Relja. Según esta historia, las mujeres de la localidad empezaron a colgar candados con sus nombres y los de sus amantes en el puente donde la pareja se encontraba habitualmente.

Por último, pero no menos creíble, la moda basada en un libro. En este caso, muchos habrán escuchado algo del libro “Tengo ganas de ti”, del escritor italiano Federico Mocchia. Pues algunos dicen que la tendencia de los candados empezó cuando leyeron una parte del libro en la cual decía que una pareja sellaba su amor colocando un candado en el Ponte Milvio de Roma, cerca al río Tiber, en donde, además, tiraban la llave para impedir que los separen. Tal vez esta versión no sea lo que origino la tradición pero definitivamente si fue lo que la puso de moda.

 

Algunos puentes, y monumentos, alrededor del mundo donde miles de enamorados han dejado su candado como sello de amor.

Ponte Vecchio (Florencia, Italia)

Aunque algunos creen que fue donde se originó la leyenda, hoy en día quien trata de atar un candado sobre el Ponte Vecchio, debe pagar una multa muy severa, ya que la enorme cantidad de candados estaba dañando algunas partes del puente.

Ponte Milvio (Roma, Italia)

Si la moda se originó en este puente, qué menos que acudir al lugar original. Situado en el norte de la ciudad de Roma, fue construido originalmente por Nerón en el año 206 a.C., aunque posteriormente ha sido reconstruido y reformado en distintas ocasiones.

Puente Luzhkov (Moscú, Rusia)

Situado sobre el canal Vodootvotny, en plena capital rusa, este puente cuenta con una serie de estructuras con forma de árboles metálicos repletos de candados del amor y que se han convertido en un punto de peregrinaje de las parejas recién casadas para colgar su propio candado y hacerse la foto de rigor. La de este puente ha sido una solución recurrente y estética a lo que en otros sitios ha supuesto un serio problema.

Pont des Arts (Paris, Francia)

 

Una estructura peatonal de metal y madera que une desde 1804 el museo del Louvre con el barrio de Saint-Germain-des-Prés en la orilla izquierda. Cuando se agotó el espacio en el Pont des Arts, los amantes buscaron otros puentes, barandillas sobre las orillas del Río Sena y farolas callejeras, generando la indignación generalizada de los habitantes de la ciudad.

Puente de Brooklyn (Nueva York, EE.UU.)

Lo que empezó en Europa ha cruzado todo tipo de fronteras y una ciudad romántica como Nueva York no podía ser menos. El paseo peatonal que cruza de Brooklyn a Manhattan por este puente tiene sus barandillas, farolas y demás elementos estructurales repletos de estos pequeños objetos metálicos, sin embargo, no es el único símbolo de amor que se ha puesto de moda anclar al puente, sino que cada vez más, podemos ver estas estructuras repletas también de auriculares, aunque no es el único objeto que podemos encontrar. Lazos, calcetines o incluso prendas íntimas están cada vez más presentes.

Puente de Hohenzollern (Colonia, Alemania)

Alemania tampoco se ha podido resistir a esta moda tan cariñosa y el puente más famoso sobre el río Rin, a su paso por Colonia, una gran estructura metálica que prácticamente desemboca en la imponente catedral de la ciudad es uno de los más célebres para sellar el amor con un candado.

Puente del Milenio (Londres, UK)

Este moderno puente sobre el río Támesis, que conecta la Catedral de San Paul con la Tate Modern de la capital británica, representa un lugar ideal donde poder sellar el amor ya que su estructura permite la fácil colocación de estos símbolos y por la belleza del enclave. Sin embargo, cuando lleguemos, veremos que son escasos y es que son retirados frecuentemente para evitar que éstos dañen la estructura del puente.

Algunos otros lugares menos famosos:

En Albury, Nueva Gales del Sur, Australia, los candados del amor empezaron a aparecer en una cerca con vista al Lago Hume, en las afueras de la ciudad.

En Canadá, los candados del amor aparecieron en el Camino Salvaje del Pacífico (Wild Pacific Trail) en Ucluelet en la Isla de Vancouver y han causado controversia ya que unos cuantos los ven como una distracción de la naturaleza. Los candados fueron retirados del Puente del Humber debido a las preocupaciones por la estética del lugar y la inquietud de que el puente se convirtiera en un destino para colocar candados del amor.10 La pasarela de Corktown también es una atracción para colocar candados.

En Playa Blanca, Lanzarote, Islas Canarias, España, existen varias cadenas que recorren el paseo de la playa con candados del amor. 

En Las Vegas, un modelo a escala 1/2 de la Torre Eiffel ubicado en el hotel Paris Las Vegas, en el famoso Las Vegas Strip, ha inspirado a los visitantes a colocar candados en la pasarela que lleva desde los ascensores hacia la parte superior de la torre. A los visitantes se les prohíbe tirar la llave desde lo alto de la torre, y los candados son vendidos ya abiertos y sin llave, en el vestíbulo del hotel.

En Toowoomba, Australia, los candados de amor han aparecido en el Picnic Point, una atracción turística que es patrimonio histórico y ofrece un parque y mirador en la parte superior de la Gran Cordillera Divisoria

En Montevideo, Uruguay, hay una fuente que en su parte frontal tiene una placa que se encuentra ubicada en el histórico Bar Facal sobre la avenida principal de la ciudad.

Así que si quieres sellar tu amor con un candado ya sabes como hacerlo, aunque no esperes regresar y encontrar tu candado, ya que en muchas ciudades son retirados varios días a la semana para asegurar la conservación de los monumentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *