Flores de iglesia

El momento más importante de tu enlace es la boda religiosa, para la cual se requieren algunos elementos imprescindibles para poder llevarla acabo, como por ejemplo las platicas pre matrimoniales. Sin embargo hoy hablaremos sobre las flores de iglesia, y que aunque no son de vida o muerte probablemente te mueras a la hora de ponerte de acuerdo con las otras novias y también le den la vida que necita la iglesia para hacer de ese momento mágico.

Fotografía: Memo Ortega, Iglesia Lokuai by María Castañeda.
Fotografía: Memo Ortega, Iglesia Lokuai by María Castañeda.

El primer paso después de haber elegido un día para casarte es ir a tu iglesia predilecta para aparatar la fecha y hora de tu boda. Para luego ponerte en contacto con la administración de ella y poder contactar a las novias con las que compartirás la noche. Te recomendamos esperar a que los horarios estén llenos para reunirse y ponerse de acuerdo en el menor tiempo posible.

Lo principal es especificar el presupuesto de cada una de las novias para poder unirlo. No siempre los montos son iguales, en algunos casos unas novias pueden pagar más si así lo desean. Después, deben de pensar en algunas ideas con las que todas se sientan identificadas para elegir un proveedor.

Fotografía: Memo Ortega, Iglesia Lokuai by María Castañeda.
Fotografía: Memo Ortega, Iglesia Lokuai by María Castañeda.

Existen tres tipos de arreglos básicos para la iglesia, como los arreglos del pasillo, la jardinera que adorna el altar y el ambón que va en el pie del atril. Estos tienen diferentes costos dependiendo su tamaño o tipo de flor, por ejemplo los arreglos de pasillo son más caros porque son circulares, mientras que la jardinera es solo de media vista y eso reduce su costo.

Fotografía: Grupo ebodas, Iglesia Lokuai by María Castañeda.
Fotografía: Grupo ebodas, Iglesia Lokuai by María Castañeda.

Por lo regular se estipula un presupuesto entre los $18,000.00 y los $40,000.00, aunque debes tener en cuenta las fechas donde las flores son mas caras, como el 14 de febrero, el 10 de mayo y el 12 de diciembre. Quince días antes y diez días después de esta fecha los precios se elevan y algunas flores se encuentran en desabasto.

Otra forma de controlar tus gastos es elegir una iglesia pequeña, como por ejemplo las de Itzimna, Santa Lucia o Tercera Orden, donde en el altar entran de dos a cuatro arreglos. Las iglseias más grandes son el Libanes o Cristo resucitado donde se acostumbra vestir el altar con seis o más arreglos.

Fotografía: Grupo ebodas, Iglesia Lokuai by María Castañeda.
Fotografía: Grupo ebodas, Iglesia Lokuai by María Castañeda.

Al terminar las bodas las flores se quedan en la iglesia, se calcula un tiempo para que los floristas vayan por sus bases y los arreglos por lo regular se intercambian por una donación para la parroquia o una fundación.

By Renata Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *